La energía sanadora de los minerales

La energía sanadora de los minerales

La energía sanadora de los minerales

LA ENERGÍA SANADORA DE LOS MINERALES

El poder de los minerales puede ayudarnos a mejorar nuestra salud!

Los beneficios de la relajación al utilizar la amatista, el equilibrio de las emociones que obtenemos con el cuarzo rosa o simplemente la fuerza del cuarzo de cristal deberían acompañarnos, como decimos, siempre.

Una manera fácil y eficaz de lograrlo es potenciar con los minerales el agua que bebemos. El simple gesto de depositar un canto rodado de cuarzo en una botella de agua mineral puede cambiar toda la vibración de nuestro cuerpo.

Es aconsejable que sólo utilicemos cuarzos ya que, según su composición, hay minerales que se pueden deshacer en el agua.

El cuarzo elegido debe ser limpiado con sal seca durante toda una noche y, luego, potenciado según su vibración, exponiéndolo al sol o la luna.

La exposición de los minerales después de su limpieza logra potenciar su fuerza y despertar sus vibraciones más sutiles.

Todos los cuarzos de color amarillo, rojizo o transparente los expondremos de diez a quince minutos al sol, mientras que a aquellos que sean azules, morados, rosas o verdes los expondremos a la luz de la luna creciente o llena.

A continuación, una vez habiendo limpiado el mineral con agua corriente, lo introducimos en una botella o garrafa de agua. El color del envase no es lo más importante y sirven las de plástico que encontramos normalmente en el supermercado.

Después de veinte minutos que el agua esté en contacto con el mineral ya podremos notar que este líquido tiene una vibración más alta y por tanto a nivel sutil nuestro cuerpo, al ingerirla, se beneficiará del cambio de la vibración.

En sentido figurado, es como si el cuarzo “despertara” el agua de nuestro cuerpo, purificándola con el aumento de vibración y ayudando a eliminar “impurezas sutiles”, negatividad y toxicidad del organismo.

Según la sensibilidad de cada uno, podremos incluso llegar a advertir el cambio de vibración al sentir que el agua es más ligera y realmente “especial”. Si agudizamos nuestros sentidos, percibiremos el gusto y el beneficio de un agua potenciada con cuarzos. En pocas semanas lo notaremos y nuestro cuerpo lo agradecerá.
Radio Mistica